Il Lombardia 2017. La previa

Llega la última gran clásica del año. Una de las más veteranas, de las más veneradas…la Clásica de las hojas muertas, la dicen. La Clásica de los “grimpeur” en sus últimos años: Lombardia.

Un poco de historia

El Giro de Lombardia es una de las carreras ciclistas más antiguas, siempre rodeada de una atmósfera de misticismo y los más grandes ciclistas de la historia jalonan su palmares.

La primera edición de esta clásica data del año 1905, año en que se impuso el mítico corredor transalpino Giovani Gerbi. El ciclista que más veces ha ganado Lombardia ha sido Fausto Coppi (vencedor hasta en cinco ocasiones). Sus duelos con Bartali han pasado a ser leyenda en toda Europa. Posteriormente el Caníbal Eddy Merckx, Roger de Vlaeminck, Bernard Hinault, Michele Bartoli, Paolo Bettini o Tony Rominger, entre otros, han doblado triunfo mientras que, más cerca de nuestros días, corredores aún en activo como Philipe Gilbert o Damiano Cunegoz han inscrito su nombre como ganadores de la carrera en más de una ocasión.

Las últimas ediciones han sido mas exigentes que lo que tradicionalmente ofrecen los organizadores. Si bien en el año 2014 Dan Martin resolvió la carrera en los metros finales, en 2015 un fenomenal ataque de Vincenzo Nibali en la cima de Civiglio le coronó por delante de Dani Moreno y Thibaut Pinot mientras que, el año pasado, en una edición más montañosa, si cabe, fue el colombiano Esteban Chaves el que se alzó con la victoria.

Edición 2016

Tal como mencionaba la edición del año pasado de Il Lombardia fue un auténtico espectáculo. La carrera se rompió a más de 80 kilómetros de meta con ataques de ilustres como Gilbert, Bakelants o Frank. A poco más de 70 a meta los favoritos a la victoria final se empiezan a mover. Con el pelotón reducido por el trabajo de Movistar Alejandro Valverde buscó la machada con un demarraje a 58 de línea de llegada.

No obstante no era el día del murciano. Diego Rosa, quien había hecho un fenomenal trabajo para Fabio Aru, redujo el pelotón a su mínima expresión y fue Esteban Chaves quien, a 33 kilómetros de meta, dio el zarpazo decisivo llevándose consigo a su compatriota Rigoberto Urán y a Romain Bardet. Por detrás, Aru y Valverde. Intercalado, Diego Rosa quien, a pesar del desgaste que llevaba, contactó con los líderes. Sorprendentemente Bardet fue el primero en ceder y cuando todo parecía abocado a una victoria de Diego Rosa, el más rápido de los tres, fue Esteban Chaves quien se llevó el triunfo por delante del italiano y de Rigoberto Urán.

Españoles en Il Lombardia

El primer podium español data de 1958 cuando Miguel Poblet fue segundo tras Nino Defilipis. Ha sido en los últimos años cuando la carrera lombarda ha pasado a ser el objetivo de muchos ciclistas de nuestro país. “Purito” se llevó Lombardia en 2012 y 2013 pero otros, como Samu Sanchez, han sido podium en esta carrera hasta en tres ocasiones (2006, 2009 y 2012). También Alejandro Valverde pisó el segundo escalón del podium en los años 2013 y 2014 mientras que Dani Moreno es el último de los nuestros que se subió al cajón, en 2015.

No obstante vamos a detenernos en el año 1988, en una de las ediciones más recordadas de la carrera lombarda. Los españoles no se habían subido al cajón en casi 30 años (desde Miguel Poblet en 1959) y fue el “junco” de Berriz el que hizo historia, tercero, por detrás de Charly Mottet y de Gianni Bugno. Aquel día la carrera se rompió lejísimos, en Valcava, a mas de 80 kilómetros de la meta. Allí se movieron los favoritos. Ataques de Maurizio Fondriest, Gianni Bugno y Claudio Chiapucci eliminaron, poco a poco, a ciclistas de la talla de Greg Lemond, Urs Zimmerman o Robert Millar, que partían como favoritos.

Charly Mottet se movió, contraatacando, cerca de la cima y se llevó consigo a Luc Roosen para alcanzar a Fondriest y descolgarlo. En la cima Mottet y Roosen aventajaban en poco menos de un minuto a un grupo de grandes favoritos del que formaban parte Bugno, Lejarreta o Hampsten. Tras Valcava no hay organización entre los perseguidores y Mottet gana terreno. Tony Rominger trabaja para Bugno pero en Valpiana el francés tiene más de tres minutos de ventaja sobre un selecto grupo en que viajan, además de Lejarreta, Baronchelli, Cassani o Rota. Se mueve Bugno, al que sigue Lejarreta, pero a pesar de que quedan casi 30 kilómetros para la meta apenas pueden recortarle un minuto y medio a Mottet que consigue, así, una de las victorias más grandes de su carrera y perpetra una de las exhibiciones más recordadas de la Clásica de las hojas muertas…

Momentos memorables

Si la edición de 1988 resultó largamente recordada por la machada de Mottet, la edición de 1994 lo fue por la victoria de un ciclista ruso de Gewiss que parecía que, con 23 añitos, se iba a comer el mundo y se convirtió en uno de los más grandes fraudes de la historia del ciclismo. Seguro que os acordáis de él, se llamaba Vladislav Bobrik. En una edición en que gente como Lance Armstrong, Claudio Chiapucci o Maurizio Fondriest partían como grandes favoritos se formó una peligrosisima fuga de unos 20 ciclistas de la que formaban parte ciclistas como Ugrumov, Bauer o Cornillet. Tras el Ghissallo apenas quedan 24 corredores en cabeza de carrera. Gente como Chiapucci, Furlan, Rominger, Casagrande, Richard….y Bobrik. Rijs, Cassani y Bolts se mueven a poco menos de 30 kilómetros para la meta, subiendo Colle Brianza.

A su rueda se pega el ruso Bobrik. En Perego, a 27 de meta, apenas 14 ciclistas siguen con opciones de jugarse la carrera (Chiappucci, Breukink, Richard, Cassani, Gianetti, Bolts, Belli, Jaskula, Konyshev, Casagrande, Den Bakker, Fondriest….y Bobrik). El ataque de Jaskula y de Pascal Richard parece serio pero el polaco entra en crisis a la salida de Monticello dejando sólo a Richard al comando. Por detrás trabajan Belli y Chiapucci aunque es “el Diablo” el que se queda sólo en persecución cuando, tras él, aparece el corredor de la Gewiss Vladislav Bobrik. Richard es cazado por el dueto de perseguidores a poco mas de medio kilómetro para la meta. Bobrik, desatado, gana el sprint y consigue la más grande victoria de su carrera. De hecho, fueron tres esas victorias: una crono en París-Niza, una etapa de la Vuelta a Aragón….y Lombardia, todo un monumento.

El recorrido

Volvemos a un recorrido mucho más tradicional, tras lo del año pasado, pero durísimo en sus últimos 60 kilómetros. En el kilómetro 183 se corona Madonna de Ghissallo (8,5 kilómetros a 6.2% con tramos cercanos al 16%); en el 196,5 se corona el Muro de Sormano, mucho más decisivo, seguro, que en ediciones anteriores (tras una aproximación de 5-6 kilómetros a un 6% se afronta 1.5 kilómetros a una media del 15% con picos del 25-26%); tras el descenso, final calcado al de 2014 con Civiglio (4.2 kilómetros al 9,7 %) y con San Fermo de la Battaglia (3 kilómetros al 7,2 % con tramos al 10%) y final en Como, tras 247 kilómetros.

Lombardia_2017_alt_web-1024x585

Los favoritos

Carrera difícil de asumir para los “clasicómanos” y mucho más adecuada para “vueltómanos” y grandes escaladores. Es por eso que nos quedamos con…

Vincenzo Nibali: ya ha ganado esta carrera, en un trazado similar, y ha demostrado estar en una forma inigualable en las clásicas italianas de septiembre y octubre. Es su tercer objetivo del año y no suele fallar.

Thibaut Pinot: uno que sueña con ganar Lombardia y que, a pesar de estar inactivo, prácticamente, desde julio ha demostrado estar muy “bestia” en Tres Valles Varesinos. Su hándicap, los descensos.

Rigoberto Urán: el colombiano, en su gran año, ha demostrado que sigue llegando con buenas piernas al final de año, como ocurrió en la edición pasada. Ciclista de fondo, el desnivel y la distancia juegan a su favor.

Fabio Aru: parece no haber estado a su mejor nivel en todo el año pero…siempre está ahí. Activo en las clásicas italianas de final de año el pasado también estuvo entre los mejores y debería repetir.

Tom Dumoulin: baja de última hora por enfermedad…

Los Outsiders

Mucho outsider y muy bueno: en Sky parece que es Gianni Moscon el llamado a liderar la escuadra británica tras sus destacadas clásicas italianas. Pero Diego Rosa siempre suele aparecer aquí y tampoco me olvidaría de Wout Poels o de Michal Kwiatowski; Giovanni Visconti llega a un nivel bestial a la carrera como ha demostrado en las clásicas italianas de final de septiembre y en Tres Valles; Quickstep tiene a Dan Martin, un tanto gris en los últimos meses y a Julian Alaphilippe, al que la carrera se le puede hacer demasiado dura. También estará en la salida el dos veces ganador Philipe Gilbert al que, a estas alturas, tanta montaña le viene demasiado grande; Adam Yates apareció en Superga cuando casi nadie le esperaba ya… ; Ilnur Zakarin debería ser la baza de Katusha si mantiene el buen nivel que exhibió en los Campeonatos del Mundo; Bauke Mollema ha estado desaparecido desde La Vuelta pero ya apareció en Canada y debería ser el señalado de Trek para estar aquí; Lotto – Soudal podría lanzar a Tim Wellens a lo loco, a ver si llueve, y conservar a Tony Gallopin para el final; Domenico Pozzovivo liderará un Ag2r que podría contar con Alexander Geniez (ganador de Tres Valles) y Jan Bakelants; ojito con el lugarteniente de Urán en Cannondale, Davide Villella; Egan Arley Bernal podría ser la sorpresa si no se hizo demasiado daño en la caída de Emilia; gente como Sam Oomen o David Gaudu podrían llegar a sorprender.

Startlist – http://www.procyclingstats.com/race/Il_Lombardia_2017_Startlist

Y, ¿por dónde podemos seguir la carrera…?

A la espera de saber si Teledeporte no nos va a “poner” otro partido de exhibición mientras se define la carrera (lo cual no me extrañaría viendo las nulas opciones españolas en la carrera) tendremos que sintonizar, una vez más, Eurosport. Si me enterase (entre otros a través de la cuenta @ciclismoentv) de algún otro enlace trataría de compartirlo a través de Twitter. Tenéis, no obstante, la web oficial (http://www.ilombardia.it/en/) y la cuenta oficial de Twitter (@Il_Lombardia) para estar al día de las últimas novedades.

El favorito de @comovaeso – Vincenzo Nibali

Deja un comentario