2018 World Championships Innsbruck. La Previa

Ha llegado uno de los momentos más esperados de la temporada. Uno de los Mundiales que más tinta ha derramado en los últimos meses ya está aquí. Para muchos, uno de los circuitos más bellos de toda la Historia de los Mundiales. Preparados para el espectáculo…

Un poco de historia

Por su parecido con el terreno con el que se van a encontrar los ciclistas en este 2018 dejaré en esta sección uno de los momentos más bellos de la Historia de los Mundiales, la victoria de Bernard Hinault en Sallanches, tal como lo cuento en “Un caimán en Serranillos”: “durante años se ha defendido que el Campeonato del Mundo celebrado en Sallanches, en 1980, fue uno de los más exigentes de la historia. Un circuito de 13,4 kilómetros en el corazón de la alta Savoia y con vistas al Mont Blanc que incluía la subida a Domancy, 2.7 kilómetros con el 10% de pendiente media y el 14% de pendiente máxima. 4.400 metros de desnivel acumulado, algo equivalente a subir cuatro veces el Col del Tourmalet en una etapa pirenaica del Tour de Francia. Desde comienzo de año Bernard Hinault había preparado un plan con Richard Marillier, entrenador nacional francés, para llegar en forma a la carrera y, aunque dichos planes se vieron truncados por los problemas de rodilla de Hinault durante el Tour de Francia y una enfermedad durante el Tour de Limousin, inmediatamente anterior a la cita mundialista, el “Caimán” era el líder de los “bleus” en la salida. Frente a Hinault, una escuadra italiana potentísima (con Francesco Moser, Giuseppe Saronni, Giovanni Battaglin, Gianbatista Baronchelli…), los belgas (con Johan De Muynck, Roger De Vlaeminck o Fons De Wolf), Sean Kelly, Jan Raas o Phil Anderson.

Los franceses endurecieron el ritmo desde la primera vuelta de aquel día desapacible y lluvioso al pie de los Alpes franceses. Amaneció nublado, la temperatura era anormalmente baja y durante algunas vueltas llovió. Ya en la primera vuelta fue el propio Bernard Hinault, en primera persona, el que arrancó desde el pelotón tras el belga Johan de Muynck. Cazados en la segunda vuelta la fuga del día la protagonizarían el compañero “bleu” de Hinault, Mariano Martínez, Kim Andersen y el suizo Ueli Sutter. Llegaron a contar con casi cinco minutos de ventaja pero fueron reabsorbidos en la decimosegunda vuelta tras una escaramuza que, en el pelotón, protagonizaron Johan Van der Velde, Roger de Vlaeminck y Bernard Hinault.

A mitad de carrera sólo quedaban treinta ciclistas en carrera. Y cuando Hinault decide coger el mando de la carrera, a 80 kilómetros de meta tan sólo Michael Pollentier, Jorgen Marcussen, Gianbattista Baronchelli y Robert Millar aspiraban a las medallas. Robert Millar reconocía, poco después, que ese Mundial fue la carrera más dura de su vida profesional y que nunca había visto a un ciclista como Hinault aquel día, destrozando el pelotón vuelta tras vuelta, subida tras subida. Tras descolgarse el escocés, en la decimooctava vuelta, el único ciclista que aguantaba el ritmo de Bernard Hinault era Gianbattista Baronchelli pero en la última subida el italiano flaqueó e Hinault desató el ataque que sería definitivo. Sólo quince corredores llegaron a meta aquel día. Baronchelli fue plata y el bronce fue para el español Juan Fernández que superó en el sprint del grupo de “elegidos”, a más de cuatro minutos del ganador, a Panizza, Boyer, Pronk, De Vlaeminck, Marcussen y Nilson. Décimo fue Giovanni Bataglin, a más de 8 minutos de Bernard Hinault. El Mundial de Sallanches es, quizá, el momento culminante de la carrera de Hinault y, por la forma en que lo consiguió, una de las más grandes obras maestras del ciclismo en toda su historia”

Edición 2017 – RR

Mucho se esperaba del Mundial de Bergen pero, si exceptuamos la espectacular contrarreloj que se llevó Dumoulin por delante de Froome, el Mundial decepcionó. Es más, incluso la última vuelta de la carrera en ruta se vio enturbiada por problemas técnicos que impidieron seguir al televidente los momentos decisivos de la carrera, el ataque que estuvo cerca de romper el sprint a que la carrera se vio abocada tras un control excesivo del ritmo y un ciclismo defensivo bastante soso. Solamente un ciclista se salió del guión y estuvo a punto de sorprender a los hombres más rápidos: Julian Alaphilippe. El francés arrancó a unos 11 kilómetros de meta, tras el último paso por Salmon Hill y mantuvo el pulso con el pelotón, acompañado en algunos momentos por Gianni Moscon, hasta que restaban, apenas, dos kilómetros. Finalmente el Campeonato se resolvía al sprint, en un grupo de unos 30 ciclistas en el que, una vez más, Peter Sagan era el más rápido por delante del local Alexander Kristoff y de Michael Mathews.

El recorrido

ITT: Durísima la crono que espera a los ciclistas en Innsbruck. Hablamos de 52 kilómetros con alrededor 600 metros de desnivel positivo y una complicada subida a Gnadenwald a mitad de recorrido: 7 kilómetros, con una pendiente media del 7,1% y una pendiente máxima del 14%.

Höhenprofil-Einzelzeitfahren-Herren-Elite

RR: Uno de los perfiles, sin lugar a duda, más interesante de los últimos años. Sobretodo, desde el punto de vista de su espectacularidad. 252 kilómetros con 4260 metros de desnivel positivo, 7 subidas a todo un “señor” puerto de 7,9 kilómetros con porcentages que, en algunos puntos, superan el 10% y una explosiva subida final, a Hottiger, de 3,2 kilómetros con un porcentage medio del 11,2% y rampas máximas del 28%. Desde ahí, un rápido descenso hacia la meta.

Höhenprofil-Straßenrennen-Herren-Elite

Los favoritos

Crono:

Tom Dumoulin: con un ojo puesto en la ruta el holandés es, sin duda, el ciclista más capacitado para batir a Dennis en este circuito. La subida juega a su favor pero habrá que ver cuál es su grado de implicación en una prueba que ya ha ganado el año pasado.

Rohan Dennis: parece que ha llegado el momento de que el australiano, por fin, vista el arco iris en el Mundial de crono. El hecho de que Dumoulin tenga un ojo puesto en la ruta y de que Roglic se haya borrado a última hora unido a su brillante aproximación al Mundial, vía Vuelta a España, lo convierte en el máximo candidato al oro en Innsbruck.

Tony Martin: el tetracampeón del Mundo solamente ha ganado una crono este año, la correspondiente al Campeonato Nacional de Alemania, pero siempre suele estar a buen nivel en esta prueba. Es evidente que no es el que era pero también que no lo podemos borrar de la lista de candidatos…

Vasil Kiryenka: un nombre que no puede dejar de sonar en los Mundiales contra el crono. Medallista en dos ocasiones viene de demostrar un nivel notable en todos los terrenos en el Tour of Britain. Un ciclista con el que siempre hay que contar.

Nelson Oliveira: el portugués siempre se las ingenia para llegar en buen estado de forma a los Campeonatos del Mundo y no parece que este año, tras La Vuelta, sea una excepción. Muy cerca del podium en varias ediciones es un nombre que siempre debería salir en las quinielas.

Jonatan Castroviejo: tras haber brillado a gran altura en el Tour y haber adoptado un papel mucho más secundario en La Vuelta Castro viene a ser nuestra gran esperanza, una vez más, de medalla. Fue segundo en la crono “larga” de la ronda española y aunque, en este caso, la distancia no tiene nada que ver deberíamos darle un voto de confianza.

Stefan Kung: me resisto a no incluir a Kung entre los grandes favoritos a ganar el Mundial de crono. Tarde o temprano será arco-iris y es uno de los ciclistas que más ha evolucionado este año. Ha ganado dos cronos en World Tour este año y su Campeonato nacional. El heredero de Fabian Cancellara.

Mucho ojo con … : Victor Campanaerts, quien viene de estar a buena altura en La Vuelta y podría rondar posiciones cercanas al TOP 5 si tiene buen día; Bob Jungels, aunque no es el croner que prometía en su día al haberse convertido en un all-rounder, es un ciclista que en terrenos quebrados puede brillar; Mitchal Kwiatowski, brilló en la Vuelta a España y no hizo mala crono. En terreno duro podría competir con alguno de los grandes de la disciplina; Alex Dowsett, otro que suele estar a bastante buen nivel en los Campeonatos del Mundo; Maciej Bodnar, una buena alternativa a Kwiatowski entre los polacos, si su líder piensa más en la Ruta que en la Crono.

Sin olvidar a….: Wilco Kelderman, Soren Kragh Andersen, Fabio Felline, Maximiliam Schachmann, Alexey Lutsenko, Patrick Beivin, Tobias Ludvigson o Tejay Van Garderen.

Startlist – http://firstcycling.com/race.php?r=27&y=2018&k=start

Ruta:

Peter Sagan: el terreno es, sin lugar a dudas, demasiado duro para Sagan pero nunca se sabe con el tri-campeón del Mundo. Una carrera loca, con lluvia, pelea desde el comienzo….le puede dar una opción ante los grandes escaladores del pelotón.

Greg Van Avermaet: ya demostró en Río que puede ganar en un circuito de dureza similar al de Innsbruck e, incluso, puede tener sus opciones llegando en grupo a la durísima última subida del Campeonato. Bélgica, no obstante, está obligada a inventar algo si quiere conservar opciones frente a los escaladores.

Mitchal Kwiatowski: el polaco viene de la Vuelta donde ha demostrado ir bien en todos los terrenos. El ex campeón del Mundo tiene sus opciones pero, asimismo, debería sufrir ante los mejores “grimpeur” del pelotón.

Primoz Roglic: el hecho de que haya renunciado a la crono frente a sus opciones en Ruta dicen bastante de su motivación. Uno de los mejores ciclistas del año en todos los terrenos tiene una gran opción de ser arco-iris para su país.

Tom Dumoulin: favorito en crono, favorito en ruta, favorito siempre. Soy un enamorado de este ciclista, competitivo siempre y con una gran selección detrás. El año pasado lo hizo en la crono…¿repetirá Dumo en la Ruta?

Julian Alaphilippe: varios ciclistas franceses podrían estar en la pomada pero, por condiciones, Julian puede ganar en diferentes escenarios. Rápido, explosivo y gran bajador. Reúne condiciones para ganar la carrera en varios terrenos.

Alejandro Valverde: nuestra “Bala” va a llegar un poco tocada a Innsbruck tras su hundimiento camino de La Gallina en La Vuelta. No obstante no deberiamos descartar a un ciclista que siempre ha sabido representar, con orgullo, nuestra bandera. Sin duda, volverá a ser el primer espada de la selección española.

Rigoberto Urán: entre los varios grandes escaladores que presentará Colombia en la salida me quedo con el más experimentado de ellos. Subcampeón olímpico, Uran ha demostrado acabar la Vuelta con muchas piernas y podría ser una opción clara para el podium.

Simon Yates: ha ganado La Vuelta, yendo de menos a más ,y ha acabado con muy buenas sensaciones. Ausentes Froome y Thomas lidera la siempre peligrosa Gran Bretaña con lo que es, aún, más peligroso.

Richie Porte: su opción fue venir a La Vuelta a hacer el ridículo para preparar el Mundial. Nunca ha competido bien en carreras de un día pero…¿un circuito tan duro puede ser la excepción? Una incógnita, sinceramente.

Mucho ojo a… : varios ciclistas de la selección francesa como Thibaut Pinot o Romain Bardet. Los “bleu” pueden brillar en varias situaciones de carrera. Muy peligroso; a los italianos, que vienen encabezados por un diezmado Vincenzo Nibali al que, no obstante, nunca podemos descartar. A su lado Gianni Moscon llega a Innsbruck con muy buenas piernas tras su sanción; Tim Wellens podría ser el “tapado” de Bélgica si el circuito es demasiado duro para Van Avermaet; Miguel Ángel López viene de hacer podium en La Vuelta y ser uno de los corredores más regulares. Pocos van más rápido que él cuesta arriba; Rui Costa, desaparecido desde hace meses lo incluyo en esta lista como Campeón del Mundo de uno de los Mundiales más duros de los últimos años; Enric Mas, utópico es pensar que pueda competir con los mejores en el Mundial…pero también lo era que hiciera podium en la Vuelta a España; Daniel Martin, tampoco ha sido su año y quizá el Mundial no llega en su mejor momento, pero no hay que olvidar a un ciclista tan competitivo como él en estos terrenos.

Sin olvidar a: Fabio Aru, Domenico Pozzovivo, Ion Izaguirre, Ilnur Zakarin, Rafal Majka, George Bennett, Wilco Kelderman, Steven Kruijswick, Sam Oomen, Bob Jungels, Nairo Quintana, Patrick Konrad o Dylan Teuns. 

Starlist: http://firstcycling.com/race.php?r=26&y=2018&k=start

Y, ¿por dónde podemos seguir la carrera…?

Tanto EUROSPORT como TELEDEPORTE no faltarán a la cita. También tenéis el canal Youtube de la UCI para seguir los eventos (https://www.youtube.com/user/ucichannel), su página web (http://www.uci.ch/road/ucievents/2017-road-uci-road-world-championships/111129017/)  o su cuenta de Twitter (@UCI_cycling) para estar informados, absolutamente, de todo lo que va pasando en Innsbruck, sea cual sea la categoría que queráis seguir.

Los favoritos de @comovaeso – Rohan Dennis ganará la Crono y Primoz Roglic será el sorprendente ganador en Ruta.

Deja un comentario