La lucha por los sprints en 2020

Uno de los factores de carrera que más va a cambiar en este año 2020  es el relativo a los sprints. Y es que los «cambios de cromos» entre los más destacados hombres rápidos del pelotón mundial han sido numerosos e importantes.

El sprinter más destacado del Tour de Francia del año pasado, no obstante, Caleb Ewan, mantiene su status en Lotto-Soudal. No creo que la incorporación al equipo belga de John Degenkolb sirva para  cercenar su rol como líder absoluto del equipo en este aspecto. Es, sin duda, la temporada de «piedras» aquella en la que el alemán tendrá que centrar sus esfuerzos para suplir la marcha de Tiesj Benoot.

Otro que no ha cambiado de casa ha sido Peter Sagan. A pesar de su decepcionante 2019 el eslovaco seguirá siendo líder de Bora-Hansgrohe para la temporada primaveral. Los alemanes cuentan, además, con Pascal Ackerman quien, tras su excepcional 2019 y su más que merecida  victoria en la Clasificación por puntos del Giro de Italia querrá consolidarse como uno de los más fuertes en las volattas.

Tour_de_France_2019,_Macus_Burghardt_and_Peter_Sagan_(48416906011)

Precisamente de Bora ha «salido» un ciclista del que espero mucho en 2020. Sam Bennett, el irlandés que siempre vivió a la sombra de Sagan en el equipo teutón (precisamente hasta que pudo vivir a la sombra de Pascal Ackerman) se marcha a Deceuninck. Y ya sabemos todos cómo se las gasta con los sprinters el bueno de Patrick Lefebvre. Se lleva, además, a su hombre de confianza, Shane Archbold, consigo.

Si Bennett fichaba por Deceuninck alguien tenía que salir del equipo belga. Y siendo que los de Lefebvre cuentan en sus filas con el campeón holandés, Fabio Jakobsen, con el colombiando Alvaro José Hodeg y con el alemán Jannik Steimle, todos ellos menores de 23 años, no ha sido extraño que el elegido para abandonar el barco sea, quizá, el sprinter más completo del pelotón, Elia Viviani. El italiano pasará a liderar la aventura World Tour del Cofidis con un potente treno del que formarán parte Atilio Viviani, Simone Consonni y Fabio Sabatini.

Hablando de trenos. A buen seguro Fernando Gaviria estará encantado de que su equipo, UAE, haya incorporado a Ariel Maximiliano Richeze, sin lugar a dudas, uno de los mejores lanzadores del pelotón mundial. Con esa incorporación el colombiano, quien seguirá acompañado de Alexander Kristoff (más centrado, posiblemente, en las Clásicas) , vuelve a aspirar al trono de mejor sprinter del pelotón tras su triste 2019.

Otra de las grandes decepciones del año 2019, Dylan Groenewegen, seguirá formando parte de la super-plantilla del Jumbo Visma. Quien parecía predestinado a ser el mejor sprinter del pelotón mundial en el Tour de Francia de 2018 tuvo un año, cuando menos, gris, influenciado, posiblemente, por la voluntad de su equipo por pelear las Clasificaciones Generales de Grande Vueltas. Mike Teunissen y Wout Van Aert son sus hombres de confianza capaces, ambos, de ganar sprints (incluso en el Tour de Francia) si el holandés no estuviera a la altura.

TDFAube_-_Dylan_Groenewegen_(cropped)

Arnaud Demare tampoco acabó de funcionar en 2019. Con la Milan – San Remo de 2018 en sus piernas se esperaba mucho más de la eterna promesa de la velocidad gala quien, más allá de victorias menores, sólo pudo sumar una etapa del Giro de Italia a su palmarés. Groupama-FdJ cuenta con gente joven de mucha clase en sus filas, como Marc Sarreau, con lo que no debería dormirse…

CCC Team ha incorporado al sub-campeón del mundo de fondo en carretera, Matteo Trentin, quien no obstante haber perdido la oportunidad de su vida el año pasado en Harrogate sigue siendo uno de los ciclistas más completos del pelotón mundial capaz de pasar puertos, pelear las Clásicas y luchar en sprint masivos.

Siempre en un segundo plano quedarán los Sonny Colbrelli, Bryan Cocquard, Nacer Bouhanni (que este año probará suerte en Arkéa), Nicolo Bonifazio o Cees Bol. Sin olvidar a quien, por su clase, puede formar parte de cualquier previa de cualquier terreno, Mathieu van der Poel.

Deja un comentario